Sanciones por incumplimiento de la LSSI

Sanciones por incumplimiento de la LSSI

¿Qué es la LSSICE?

La LSSICE (Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y el Comercio Electrónico) es la ley que regula la venta de productos y la prestación de servicios a través de Internet. Esta normativa establece los requisitos en las comunicaciones comerciales por vía electrónica, regula las obligaciones de los intermediarios en la prestación de servicios audiovisuales, define la forma en que se celebran los contratos electrónicos y desarrolla el régimen sancionador por incumplimiento de la norma.

El objeto de esta ley es regular la prestación de servicios en la sociedad de la información y la contratación a través de canales electrónicos. Lo dispuesto en la LSSICE se aplica sin perjuicio de que  otras normativas estatales autonómicas o nacionales relacionadas con salud o seguridad pública, seguridad nacional, protección de datos, defensa del consumidor y de la competencia puedan también ser de aplicación.

La Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico también establece a qué prestadores de servicios se aplica esta normativa, distinguiendo entre aquellos que están radicados en España, los que se encuentra dentro de la Unión Europea o del Espacio Económica Europeo, y los que operan desde fuera de la UE.

Sanciones por incumplir esta normativa

La LSSICE impone duras sanciones para aquellos que incumplan las obligaciones que establece la normativa. La cuantía de la multa depende de la gravedad de la infracción. Las sanciones previstas por la  LSSI son las siguientes:

  • Infracciones leves: hasta 30.000€.
  • Infracciones graves: entre 30.001 y 150.000€.
  • Infracciones muy graves: desde 150.001 hasta 600.000€.

Además, cometer dos infracciones muy graves en un plazo de tres años podría ser sancionado con la inhabilitación en España durante un plazo máximo de dos años.

¿Cómo cumplir la LSSI CE 34/2002?

La ley 34/2002 de 11 de julio establece una serie de obligaciones para que un acuerdo entre un prestador de servicios y un consumidor se considere legítimo. Entre ellas están el deber de informar y de obtener consentimiento explícito.

  1. Obligación de informar: Se debe presentar al consumidor de forma clara, de fácil acceso, gratuita y permanente información sobre el prestador del servicio, las condiciones del servicio y los productos y condiciones de contratación.
  2. Comunicaciones comerciales por medios electrónicos: Los prestadores de servicios solo podrán enviar comunicaciones comerciales por medios electrónicos a aquellos usuarios que los hayan aceptado de forma explícita, voluntaria e inequívoca.
  3. Consentimiento expreso: El consentimiento explícito es imprescindible para almacenar cookies de usuario y poder enviarle ofertas comerciales.

Escribir verídica y correctamente los datos de contacto del encargado de protección de datos en nuestros documentos legales es esencial para evitar problemas, ya que en caso de incumplimiento, la administración te avisará por estos canales y tendrás un plazo de 6 meses para corregir lo necesario y evitar la sanción.

¿Cuál es el objetivo de la LSSICE?

Entre los objetivos de la LSSI está adaptar la normativa española a la europea, y garantizar un marco legislativo adaptado a las exigencias de los nuevos tiempos. Pero, ¿Cuáles son las finalidades particulares que persigue?

  • En primer lugar, definir un marco normativo claro y transparente para establecer relaciones entre prestadores de servicios y consumidores.
  • Fomentar la libre competencia digital, contribuyendo así al desarrollo de las telecomunicaciones.
  • Facilitar la creación de empresas digitales y la creación de empleo en el entorno 2.0.
  • Impulsar la creación de nuevas infraestructuras que permitan redes de comunicación más eficaces, por ejemplo conexiones a la red más rápidas y seguras.

¿A quién afecta la LSSI?

El cumplimiento de la Ley LSSICE es obligatorio para todos aquellos usuarios o empresas que desarrollen actividades económicas en Internet o medios de la sociedad de la información.

Es decir, todas las páginas web, eCommerce y tiendas virtuales que vendas productos o servicios de forma directa, o que obtengan ingresos de formas indirectas (publicidad, patrocinios, afiliación, etc.) deben cumplir esta normativa.

Por tanto, si tienes una página web en la que vendes productos, prestas servicios o obtienes algún tipo de ingreso por actividad económica, debes cumplir con la LSSICE.

Disposiciones generales de la LSSI de 11 de julio. Requisitos y obligaciones

El Título I de la Ley 34/2002 de 11 de julio, establece las disposiciones generales relativas al objeto y ámbito de aplicación de la normativa.

Prestadores de servicios en España

Se entiende que una persona física o jurídica estará radicada en España cuando así lo demuestre su residencia o domicilio social, siempre y cuándo estos coincidan con el lugar donde se realizan la mayor parte de sus operaciones y donde se centraliza la gestión del negocio. En caso contrario, se atenderá al lugar donde se encuentre su base operativa y administrativa.

También se aplicará a aquellos prestadores de servicios que, aun estando establecidos en otro país, tengan un establecimiento permanente en España.

Prestadores de servicios en otros Estados de la Unión Europea

La presente normativa también será de aplicación para aquellos prestadores de servicios situados en la Unión Europea, pero que desarrollen actividades en España relacionadas con alguna de las siguiente materias:

  • Contratos celebrados con consumidores.
  • Derechos de propiedad intelectual o industrial.
  • Actividades de seguro directo.
  • Emisión de campañas publicitarias financiadas por sociedades de inversión colectiva.
  • Comunicaciones comerciales a través del correo electrónico o canales de comunicación equivalentes.

Prestadores de servicios de fuera de la Unión Europea

En lo que respecta a los prestadores de servicios de fuera de la Unión Europea, se atenderá a los dispuesto en los acuerdos internacionales pertinentes, tal como como señala el artículo 7.2 de la LSSI 34/2002.

Servicios excluidos de la aplicación de la Ley

Quedan excluidos de la aplicación de la LSSI CE los siguientes servicios:

  • Los ofrecidos por notarios o registradores de la propiedad en el ejercicio de sus funciones.
  • Los prestados por abogados o procuradores durante su desempeño en procesos judiciales.